Un lunes más, descubrimos música en nuestro ‘Alerta Emergente’. Esta semana, en plena primavera, nos sumergimos en la historia de Pati Pérez-Laorga, quien llena nuestra vida de flores con su música.

Pati Pérez Laorga es una cantautora madrileña que, a través de la independencia y la autenticidad, busca compartir sus emociones y su arte con el mundo. A pesar de no estar vinculada a grandes discográficas, hace unos años decidió compartir su pasión a través de las plataformas digitales, donde publica sus canciones.

Su proceso creativo es una constante en su vida. Pati pasa gran parte de su tiempo componiendo canciones, sumergiéndose en la música que llena su habitación. Para ella, la música es una forma de expresión vital que le permite canalizar sus sentimientos y experiencias. Aunque muchas de sus composiciones quedan inconclusas, siempre hay historias que llegan al final, y, en ese momento, no le faltan ganas para compartirla. Porque busca que sus canciones hagan sentir a los demás lo que ella misma siente al crearlas e interpretarlas.

Su vida está marcada por la música, la cual convive armoniosamente con sus estudios y su pasión por el deporte, creando su propia identidad. Y, promete dar mucho que hablar con ella. 

Unos inicios ‘a fuego lento’

Desde que era pequeña, Pati se fue enamorando de la música gracias a su padre, quien solía cantar y tocar la guitarra. Aunque sus padres intentaron inscribirla en clases de guitarra, ella se dio cuenta de que no era lo suyo (o no de esa manera). Los años pasaron y, cuando tenía 13 años, su padre arregló su vieja guitarra para regalársela. Y ahí fue cuando empezó todo. Con sus ganas de sumergirse en este mundo, aprendió de manera autodidacta y con mucha dedicación y tocando de oído, fue progresando poco a poco. 

De un día para otro y sin haberlo planeado, empezó a escribir sus propias canciones, siempre en la intimidad de su habitación, sin atreverse a hacerlo delante de nadie. Pero, su hermano, que era el único que lo escuchaba de vez en cuando a través de la pared que compartían, empezó a animarla y a apoyarla para que superase su timidez. Primero la convenció para que le cantara a él, luego a sus amigos, y así sucesivamente… hasta la Pati que nos emociona con sus letras y melodías a día de hoy. 

Con el paso del tiempo y al estar siempre con la guitarra en la mano, se dio cuenta de que la música era su verdadera pasión. La música era la forma perfecta para expresarse y hacerse escuchar. Sentía que cuando cantaba, la gente realmente la escuchaba, y eso la motivaba a seguir. Porque era su vía de escape, y la razón por la que no podía dejar de tocar ni cantar.

Fuente: @patiperezlaorgamusic

Música que emociona en todos los ‘sentidos’

Pati tenía un amigo que empezó a experimentar con la producción musical. Sin saber mucho al respecto, ambos se lanzaron a la aventura de grabar en la buhardilla de su amigo. Fue allí donde, en una sola toma y sin ningún tipo de edición, grabaron su primer tema, ‘Alcohol’. Esta canción, a pesar de su simplicidad, gustó mucho a sus amigos, quienes tuvieron claro desde el primer momento que tenía que publicarla en las plataformas digitales. Así lo hizo, en un principio solo para que sus amigos pudieran tenerla en sus móviles y escucharla cuando quisieran.

El tiempo pasaba y Pati seguía componiendo. Sentía la necesidad de compartir esas creaciones que estaban en su corazón y se transformaban en canciones. Cuando publicó ‘Nuestro Mar’, recibió mensajes de varias personas agradeciéndole por la canción, ya que les había hecho sentir mucho y les había ayudado en momentos difíciles. Ese fue un punto de inflexión para la cantautora. La música estaba dejando de ser solo su diario de emociones, también era un espejo para quienes la escucharan.

Después de la acogida de estos dos sencillos, le dio un toque más profesional a su música con el lanzamiento de su primer EP, ‘Sentidos’. Para este proyecto, Pati compuso tres canciones nuevas, pero hubo una en particular (con la que comparte nombre), que la emocionó tanto que decidió nombrar todo el trabajo con este título, para capturar la esencia de su música. 

Notas que llenan la vida de ‘margaritas’

Muchas de las cosas que vive, se convierten en música. Hace no mucho, experimentó un dolor más profundo del que creía posible. En tan solo dos tardes, ese dolor se transformó en una canción. 

“Margaritas” trata sobre quedarse con lo bueno. Pati cree que, aunque una relación termine mal o nos hagan daño, no debemos arrepentirnos si esa persona nos hizo sentir cosas increíbles y nos hizo felices. Por eso, ella se queda con todos los momentos positivos, esos que estarán siempre en el libro de su vida.

Fuente: @patiperezlaorgamusic

Y, llega acompañada de un vídeo rodeado de plena naturaleza, en el que Álvaro ha depositado su magia audiovisual . La grabación de ésta ha estado en manos de Anto Vaquero, un reconocido productor y compositor musical con sede en Madrid y con una amplia experiencia en la industria. Ha trabajado con artistas como GOMZ  o Elena Mesa. ¡Tienes que escucharla!

El futuro de Pati Pérez-Laorga

El futuro de todo el mundo está definido por la incertidumbre, y el de Pati Pérez – Laorga no es una excepción. Sin embargo, ella enfrenta esa incertidumbre con el arte como su arma principal. Sin duda, seguirá conquistándonos con sus canciones e historias musicalizadas, componiendo sobre todo lo que vive y compartiendo su música con el deseo de llegar a cuanta más gente mejor.

@patiperezlaorga

#parati #fyp #lgtbq🏳️‍🌈 #cantautora

♬ sonido original – Pati

Pati no solo tiene un gran entusiasmo por ver las caras de sus oyentes mientras disfrutan de su música. Este verano, quiere hacer algunos conciertos, y ya tiene pensado organizar un evento más grande a la vuelta de la rutina. Y para no perderte ninguna novedad sobre ella… ¡síguela en redes sociales! Porque con su guitarra en mano y su corazón en cada canción, nos seguirá conquistando mucho tiempo más. 

 

 

Imagen destacada: @patiperezlaorgamusic